30/7/2008

¿QUE SIGNIFICA SER FELIZ?

No es tan difícil ser feliz, sólo tienes que tener muy claro que no es cuestión de suerte, ni de que los demás lo hagan todo por ti.
Si quieres ser feliz, TÚ tienes que ponerte a trabajar para lograrlo. Nadie más lo hará por ti.
Seguramente te ha pasado que al salir con tus amigos, ves a un grupito de gente que al parecer se la están pasando de maravilla: ríen a carcajadas, tienen un montón de amigos. De pronto, sientes cómo se apodera de ti el deseo de ser, al menos por un día, tan feliz como ellos.
Ser feliz no significa que te vistas con tus mejores galas para salir con tus amigos, ni que tus papás te regalen ese carro que desde que tenías trece años les pedías. Tampoco es andar con montones de amigas (os) de la escuela,universidad,trabajo, etc, ni viajar a la luna sólo porque es la novedad.

Ser feliz requiere más de un día, se trata de cambiar nuestra perspectiva de la vida. Sólo la alcanzarás si te decides a actuar y no te sumerges en la pasividad. Ten siempre pensamientos positivos, esto te ayudará a descubrir las cosas buenas que la vida tiene para ofrecerte y además estarás siempre de buen humor. Esto, como consecuencia lógica, te traerá muchísimas amistades porque a todo el mundo le gusta estar con alguien alegre y sencillo.
Pon mucha atención a esto último: LA SENCILLEZ!!!!.

ERES un ser humano con muchísimas cualidades pero también con defectos. Aprende a aceptarlos y a trabajar por convertirlos en virtudes. Por último, acuérdate que la felicidad no es placer. No quieras que todo te salga siempre como deseas, ni en el momento en que lo anhelas. Sé paciente y vive cada instante de tu vida como si fuera el último, de esa manera aprovecharás todos los momentos, buenos o malos. Y PON TUS ANHELOS Y PROYECTOS DE VIDA EN LAS MANOS DE DIOS.




Como ves, es fácil ser feliz, sólo tienes que desearlo con todo tu corazón y decidirte a actuar constantemente. No creas que todo sale al primer intento, debes ser paciente y perseverante; si te equivocas, no importa, corrige el error y vuelve a comenzar. En menos de lo que piensas, serás para los demás un auténtico testimonio de la felicidad verdadera.

RECUERDA: ERES TAN JOVEN COMO TU FÉ!!!